Lo anterior posiciona a la institución en el escenario internacional en materia de bosques, lo cual está alineado con lo establecido en la Estrategia Nacional de Cambio Climático y Recursos Vegetacionales (ENCCRV) y su estrecho vínculo con la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC), la Convención de Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación (CNULD), el Convenio de Diversidad Biológica (CDB), el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Organización de las Naciones Unidas y las metas forestales contenidas en la Contribución Nacional Determinada (NDC), las que cobra mayor relevancia tras la ratificación del Acuerdo de París (2015) por parte del Congreso Nacional el año 2017.

Cabe señalar que tal nominación fue formalizada ante el UNFF por la Dirección de Medio Ambiente y Asuntos Oceánicos (DIMA) del Ministerio de Relaciones Exteriores. De esta forma, según Angelo Sartori, jefe de la UCSSA, ello “nos posiciona dentro de los grupos estratégicos asociados a bosques y su desarrollo, por lo cual es importante tener esta representación internacional considerando los objetivos y líneas estratégicas de la CONAF y lo que engloba la ENCCRV”.

En este contexto, es necesario indicar que en la sesión de la UNFF, realizada en 2017 en Nueva York, ministros de Medio Ambiente, altos funcionarios responsables de gestión forestal y otros representantes gubernamentales aplaudieron la adopción del primer Plan Estratégico de las Naciones Unidas para los Bosques 2017-2030, que entre otros puntos, busca incrementar en 120 millones de hectáreas la superficie boscosa del planeta a 2030, en lo cual “el rol de CONAF tiene directa relación con las metas de la ENCCRV asociadas a forestar 140 mil hectáreas y restaurar otras 30 mil, con especies nativas al año 2025” en el país, sostuvo Sartori.

20 febrero, 2018