Un total de 150 estudiantes de la provincia de Quillota llegaron hasta el sector Palmas de Ocoa del Parque Nacional La Campana, en Hijuelas, para participar de la decimoquinta edición del Patatur Ecoeducativo, evento que anualmente busca promover el cuidado del medio ambiente entre las nuevas generaciones.

La actividad, organizada por la fundación La Semilla, contó con la colaboración de las secretarías regionales ministeriales de Medio Ambiente y Deportes, la Corporación Nacional Forestal (CONAF), la fundación Jardín Botánico Nacional de Viña del Mar, la Universidad Viña del Mar, la empresa Propal y el Centro Agroecológico de la Escuela Salesiana de Catemu.

En la oportunidad, escolares y docentes realizaron un recorrido por diez estaciones, que abordaron temáticas como las características de la palma chilena, la importancia del recurso hídrico, los efectos del cambio climático, la flora y fauna regional, los pueblos originarios y la prevención de incendios forestales.

El gerente general de la fundación La Semilla, Héctor Nordetti, resaltó la participación de 150 estudiantes y 25 profesores en el encuentro educativo, y afirmó que “con esto estamos dando una señal de retomar la acción por el clima y poder avanzar en el cambio  y el desempeño de las buenas prácticas ambientales en nuestra región”.

Por su parte, la seremi de Medio Ambiente, Victoria Gazmuri, manifestó que “el Patatur ya tiene muchos años y como Ministerio del Medio Ambiente estamos muy contentos de poder apoyar y participar en esta tremenda iniciativa de educación ambiental en terreno. Lo que no se conoce no se quiere, es por eso la importancia de conocer nuestro patrimonio natural, quererlo y protegerlo. Felicito a los establecimientos educacionales que vinieron, muchos de ellos certificados ambientalmente por el Ministerio del Medio Ambiente”.

En tanto, el jefe provincial de CONAF en Quillota, Christian Díaz, destacó que la institución forestal  “ha participado de manera activa” en la ejecución del Patatur Ecoeducativo, durante los 15 años de historia de la actividad, que tradicionalmente se efectúa en el Parque Nacional La Campana.

Sobre la última versión, manifestó que “sin duda es una excelente oportunidad para los estudiantes de las escuelas aledañas a esta área silvestre protegida, que debido a la pandemia han estado alejados de esta importante realidad de la naturaleza y la conservación”.

A su vez, el jefe de la Sección de Prevención de Incendios Forestales de la Corporación, Daniel Ariz, sostuvo que “es muy expresivo hacer una educación ambiental en el terreno, en los espacios naturales, porque con ese marco uno puede explicar a niños y niñas los mecanismos de la naturaleza y lo que daña a la naturaleza, en este caso los incendios forestales”.

“Si hay un incendio, va a cambiar el paisaje y la biodiversidad que vieron. Entonces eso hace que tengan más compromiso con la prevención”, complementó.

 

3 noviembre, 2021