Dada la contingencia sanitaria producto del COVID-19, los viveros y centros de acopio de plantas de la Provincia del Ranco, están funcionando con turnos éticos de una o dos personas, pertenecientes al programa de emergencia de empleo (PEE). Las principales labores que están ejecutando las trabajadoras en estos espacios de producción, son la mantención básica (regado y limpieza) y el resguardo de los establecimientos.

Es justamente esto último, ver cómo están funcionando los viveros y centros de acopio, determinar las necesidades existentes para desarrollar un mejor trabajo y revisar los implementos de protección que existen en las faenas para prevenir el COVID-19, lo que fue a constatar en su visita, el jefe provincial de CONAF Ranco, Eduardo Lobo.

Los centros de acopio revisados fueron los de Mashue, Las Mellizas y Llancacura Bajo, en la comuna de La Unión, y Chabranco y Loncopan, en Futrono. Este último es parte del programa de trabajo de Zonas Rezagadas.

“Los viveros y centros de acopio de CONAF, que hemos visitado, han sido fortalecidos en términos de infraestructura, con el objeto de mejorar las condiciones laborales de los trabajadores. Revisamos también que se esté cumpliendo la debida legislación laboral y, por cierto, que se estén cumpliendo con todas las medidas sanitarias de acuerdo a los protocolos COVID – 19. Verificamos el uso de equipos de protección personal y elementos que brinden seguridad al personal, al momento de trabajar” señaló Eduardo Lobo, jefe provincial CONAF Ranco.

Cabe destacar que producto del trabajo mancomunado con personal del PEE, se ha logrado obtener la mano de obra necesaria para el mantenimiento e incremento de plantas, las cuales, por un lado, se entregan a la comunidad bajo el programa de arborización o son aportadas a otros programas de la Corporación, como las plantaciones.

Algunas de las especies nativas que se producen y entregan a la comunidad son, principalmente, roble, coigue, avellano, laurel, canelo, pelu, olivillo, lingue y murtas. En menor cantidad se entregan ulmos, tineos y raulí.

Entrega de plantas
Normalmente en el Ranco se entregan 25.000 plantas al año, pero este 2020, producto de la pandemia, el programa de arborización sólo entregará 10.500.

De forma especial, se acordó este año que, debido a la contingencia, se entregarán plantas sólo a organizaciones sociales, comunidades e instituciones, ya sean colegios particulares o públicos, juntas de vecinos y municipalidades. Éstos a su vez gestionarán su distribución, evitándose el contacto directo entre trabajadores y beneficiarios.

En relación a esto, a fines de junio, se entregaron 2.000 plantas al municipio de Lago Ranco. Este mes se entregarán 2.000 plantas al municipio de Futrono (solicitadas con anterioridad). El resto se distribuirá en las distintas organizaciones que lo soliciten. La entrega de plantas está prácticamente comprometida.

9 julio, 2020