Una serie de acciones judiciales por el robo de madera al interior de la Reserva Nacional Nonguén ha presentado la Corporación Nacional Forestal (CONAF), administradora de esta área silvestre protegida. Se trata de querellas presentadas entre el año 2019 y parte del 2020, la cuales resultaron de una serie de denuncias presentadas ante la Justicia por la propia Corporación; denuncias que fueron posible gracias a los patrullajes semanales realizados por los guardaparques quienes detectaron cortas y extracción de árboles nativos en distintos puntos limítrofes de la reserva nacional.

El director regional de Conaf, Francisco Pozo, explicó que “en los últimos tres años hemos presentado siete querellas por robo de bien nacional de uso público. De ellas, cinco corresponden al 2019 y 2020, en que hemos reforzado nuestras labores de fiscalización junto a Carabineros y la Policía de Investigaciones, teniendo como resultado estas acciones judiciales que fueron acogidas por la Justicia. Estamos hablando de la corta de aproximadamente 230 ejemplares de roble, raulí, peumo, olivillo y lingue, principalmente, durante ese periodo generando además un daño colateral a otras especies arbustivas, como el Michay de neger, que se encuentra con problemas de conservación. Es decir, se produce un gran daño al patrimonio natural que se conserva en este futuro parque nacional”.

Francisco Pozo agregó que, desde el año 2015 a la fecha, cinco personas han resultado detenidas por robo de madera en la reserva y con restricción de acercarse a esta área silvestre protegida.

En relación a una denuncia presentada la semana pasada en la oficina regional de Conaf, la cual señala la corta de una cantidad indeterminada de árboles de especies nativas, en el área posterior de la Reserva Nacional Nonguén, el director regional de la Corporación informó que “como precisó hace unos días nuestro jefe provincial de Concepción, esta corta no es reciente, sino que corresponde a una corta detectada por nuestros guardaparques en octubre del año 2019, la cual fue denunciada y querellada ese mismo año, y que actualmente se encuentra en el Juzgado de Garantía de Chiguayante. De hecho, algunos de nuestros guardaparques están citados para declarar en esta causa durante los próximos días; se trata de una audiencia de preparación de juicio oral, donde los querellados arriesgan penas de hasta tres años y una cuantiosa multa”.

En relación a este hecho, el directivo recalcó que “nuestros equipos de guardaparques y de fiscalizadores trabajan incansablemente por la protección y conservación del último remanente de bosque caducifolio de Concepción cuyo enclave se encuentra dentro de la Reserva Nacional Nonguén”.

El directivo agregó que, actualmente, la Reserva Nacional Nonguén cuenta con cerca de 8 kilómetros de cerco instalados en la parte sur de la unidad. “Además, se efectúan patrullajes dos veces por semana, en distintos horarios, incluso hasta las 23:00 horas, con el objetivo de detectar cortas y robo de madera”, indicó.

Durante esta semana se efectuó una serie de fiscalizaciones, apoyada con drones, en los alrededores de la Reserva Nacional Nonguén, no detectándose cortas recientes.

12 noviembre, 2020