Con un total de 40.000 litros de agua, el sistema de captación de aguas lluvias (SCALL), ubicado en la comunidad agrícola San Lorenzo de la comuna de Combarbalá, destinado a palear la extrema sequía que afecta a la zona; logró su máxima capacidad de acumulación, gracias a las últimas precipitaciones caídas en la Región de Coquimbo.

Este sistema, es parte del proyecto Manejo Sustentable de la Tierra (PMST), que lidera CONAF, junto al apoyo de Fondo para el Medio Ambiente Mundial (GEF), implementada como área piloto en la comuna de Combarbalá desde el 2017, gracias al financiamiento del Banco Mundial.

Eduardo Rodríguez, director regional de CONAF, se mostró contento con estos resultados, señalando que “estamos felices porque tanto las obras de cosecha de aguas, los diques, las zanjas de infiltración y los limanes; están funcionando en plenitud”. Sobre la acumulación de agua en el SCALL, señaló que “es una piscina de captación con un estanque gigante de 40 mil litros que hoy día está en plena capacidad, tanto el estanque, como la piscina de captación, por lo que significará un buen recurso para los cultivos agrícolas de esa comunidad”.

Por su parte, el seremi de Agricultura, Rodrigo Ordenes, destacó al trabajo que lleva a cabo CONAF en Limarí, argumentando que “el fortalecimiento de las alianzas y las sinergias que se ha generado con este proyecto es el resultado de la perseverancia y el trabajo mancomunado entre las instituciones del ministerio de agricultura, el sector privado y principalmente la comunidad local y que ha logrado de este modo, aumentar las capacidades de las familias y comunidad, donde todos pueden aprovechar las herramientas y tecnologías apropiadas y apropiables, que se han incorporado en este proyecto, para ir mejorando las condiciones económicas de las familias, recuperando sus sistemas productivos y principalmente cuidando sus recursos naturales del sector”, sostuvo.

Don Vidal Castillo, presidente de la Comunidad Agrícola San Lorenzo, beneficiado con la instalación del SCALL, sostuvo que “nosotros hemos tratado de buscar las formas de aprovechar lo mejor posible el recurso y no desaprovecharla. Queremos llevar agua para hacer un jardín donde se pagan los jubilados, llevar agüita para la escuela y para el cementerio que es muy difícil debido a la sequía”.

Otra buena noticia que tiene contentas a las autoridades y en esta oportunidad, a los habitantes de la Comunidad Agrícola El Espino, también parte del PMST; es la plantación de 1200 especies de algarrobos (Prosopis chilensis), Algarrobo chileno para el forraje de ganado caprino, con más de 900 plantas vivas que servirán para mejorar la calidad de vida de estos crianceros. Cabe recordar que el pasado sistema frontal, acumuló 27,4 milímetros en la comuna de Combarbalá, una de las más azotadas por la sequía y la desertificación.

10 julio, 2020