En dos horas de intenso trabajo, el director ejecutivo de CONAF, Rodrigo Munita, y la representante de FAO en Chile, Eve Crowley, repasaron las acciones corporativas en sus distintas líneas de acción, en el marco de una relación interinstitucional que ya se prolonga por varias décadas en el fortalecimiento de la superficie vegetacional del país en beneficio de las personas.

Munita, acompañado por los gerentes de Desarrollo y Fomento Forestal, Luis Gianelli, y de Áreas Silvestres Protegidas, Ítalo Rossi, entregó información sobre el trabajo que se está realizando con los pequeños y medianos propietarios forestales, los compromisos internacionales de Chile en torno a forestación de 200 mil hectáreas y manejo de otras 200 mil hectáreas para el año 2030 en el contexto del acuerdo de cambio climático y la labor desplegada en la protección del patrimonio natural (fauna y flora) y cultural a través del Sistema Nacional de Áreas Silvestres Protegidas del Estado (SNASPE), con sus 18 millones de hectáreas distribuidas en 106 unidades: 43 parques nacionales, 45 reservas nacionales y 18 monumentos naturales.

En este sentido, la autoridad forestal de Chile expresó que “para CONAF la relación con la FAO es muy relevante. Es una relación de mucho tiempo, mediante proyectos de silvicultura, con comunidades y buscando la forma de integrar, fomentar y generar valor. Hoy estamos trabajando en conjunto, a través del Fondo Verde del Clima, en un programa por US$ 63 millones para los próximos seis años en el tema del cambio climático y el aporte a la retención de carbono”.

Por su parte, la Representante de la FAO en Chile, Eve Crowley, destacó el trabajo institucional en conservación, preservación y restauración y la inmensa y variada labor que realiza la Corporación Nacional Forestal.

Al respecto, sostuvo que la Corporación “tiene una mirada social, ambiental y económica, que son los tres pilares del desarrollo sustentable y que hace parte de la visión de CONAF. Para la FAO es muy importante acompañar y coconstruir con CONAF, porque lo que CONAF hace, puede servir como modelo para otros países que están luchando con temas similares. Siento que después de esta reunión debemos potenciar más la cooperación con otros países para que los buenos ejemplos y prácticas que tiene CONAF puedan ser replicadas y usadas como fuente de inspiración y de ajustes para otras naciones, en el cambio climático particularmente”.

Crowley estuvo acompañada en el encuentro por la Asistente Representante de FAO en Chile, Andrea Sáez.

 

30 octubre, 2020