Tal como aconteció la semana pasada en las provincias de Curicó y Linares, este martes concluyó exitosamente la ejecución del Programa Regional de Empleo (PRE) en la provincia de Talca. En total fueron 315 trabajadores  de las 10 comunas que conforman la provincia de Talca,  los que recibieron su certificación.

La iniciativa, cuya continuidad ya fue asegurada para el 2017, tiene por objetivo mitigar los efectos de la cesantía durante los meses de invierno en una región eminentemente agrícola como el Maule. Los beneficiarios -la mayoría mujeres- desempeñaron labores de hermoseamiento de sectores públicos urbanos y rurales, además de recibir capacitación en ámbitos del desarrollo personal.

En la ocasión Andrea Soto Valdés, directora regional de CONAF Maule –entidad encargada de la ejecución del programa– destacó el aporte que significa para las trabajadoras esta iniciativa que no solo genera empleo, también permite un crecimiento integral de quienes se desempeñan en el PRE.

“Hemos dado una mano para la creación de puestos de trabajo pero no pretendemos quedarnos solo con eso. Quisimos otorgar herramientas para que se capacitaran en un oficio y de este modo puedan mejorar su calidad de vida. Asimismo, el desarrollo personal es muy importante para este programa, la idea es que además de trabajar contentas, pudiesen adquirir nuevas destrezas en el ámbito laboral y personal”, expresó Soto Valdés.

De carácter regional, la implementación del programa a lo largo del Maule tuvo este año un costo levemente superior a los 1.500 millones de pesos,  de los cuales, 456 fueron destinados a la provincia de Talca, lo que equivale a un 30% del total regional. Para 2017 la cifra se incrementará hasta bordear los 2 mil millones.

La elección de San Clemente como comuna en la que se realizó el cierre del PRE no fue casual. El municipio fue un socio clave en la ejecución del proyecto. Así lo resaltó el Seremi de Agricultura Jorge Céspedes.

“Estar presentes en esta comuna tiene un significado muy relevante. Es la comuna más grande del Maule, nos ha acogido siempre con los brazos abiertos. La región del Maule es la zona agrícola más importante del país, por lo que la demanda de empleo es estacional, se genera mucho trabajo pero en épocas de cosecha y raleo. En invierno, las tasas de cesantía aumentan, con este programa estamos reforzando nuestro compromiso con los que más lo necesitan”, indicó.

Entre los trabajadores también hubo una valoración positiva de la iniciativa, la que calificaron como un aporte sustancial en su diario quehacer. “Este proyecto ha sido de gran ayuda para las familias de la región. Fue una etapa de mucho aprendizaje, con un recurso humano profesional que nos brindó apoyo cuando más lo necesitamos, es digno de imitar, siempre estuvieron atentos a nuestras inquietudes”, manifestó Gloria Rivera.

El Programa Regional de Empleo PRE permitirá a contar de marzo de 2017, la creación de mil puestos de trabajo.  Los requisitos para quienes deseen postular son los siguientes: estar desempleado, contar con la inscripción en la respectiva Oficinal Municipal de Intermediación Laboral (OMIL), ser mayor de 18 años y disponer de un Registro Social de Hogares.

Además del Seremi de Agricultura Jorge Céspedes y la directora regional de CONAF Andrea Soto, en la cita  estuvieron presentes representantes de las 10 comunas de la provincia de Talca, el jefe jurídico de la municipalidad de San Clemente Ignacio Neira y el director regional del SAG Cristian Lara, entre otras autoridades.

 

30 noviembre, 2016