Dar a conocer los avances realizados por la Unidad de Cambio Climático y Servicios Ambientales (UCCSA) en el marco del objetivo 3 del proyecto GEF Manejo Sustentable de la Tierra, fue el objetivo del taller donde se levantó la información para el seguimiento y evaluación de las actividades ejecutadas en el territorio en el marco del proyecto y su replicabilidad a nivel nacional.

Ángelo Sartori, jefe de UCCSA de CONAF, manifestó que durante el taller se expusieron los resultados derivados de una serie de análisis territoriales, integrados en la Estrategia Nacional de Cambio Climático y Recursos Vegetacionales (ENCCRV) y que permiten tener una base de información valiosa para la toma de decisiones.

“Se detallaron los avances en estimación de emisiones y absorciones de carbono en el bosque nativo templado (del Maule a los Lagos), desarrollado por la UCCSA y el departamento de Monitoreo de Ecosistemas Forestales de CONAF, con el apoyo de INFOR, la Universidad Austral de Chile, Winrock Internacional, el Banco Mundial, FAO, PNUMA y PNUD y que se encuentra en proceso de revisión por expertos internacionales de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático”, explicó Sartori.

Además se realizó el análisis de las áreas prioritarias para la ejecución de actividades de mitigación del cambio climático, desarrollado con el apoyo del CIREN, la Universidad Mayor, EBP International y la Agrupación de Ingenieros Forestales por el Bosque Nativo, “que integra una serie de parámetros ambientales y económicos que orientan hacia la potencialidad del territorio a nivel comunal y predial para la realización de actividades de forestación, manejo forestal y restauración”, especificó el profesional.

Tenencia de la tierra y diseño de alerta temprana
Otro de los elementos abordados fue el análisis de la tenencia de la tierra, desarrollado con el apoyo de Teco Group, Cimate Focus y SudAustral Consulting, que permite integrar la variable de la propiedad en sus diferentes formas para apoyar en la definición de áreas prioritarias teniendo en cuenta factores socio-económicos y legales.

“Adicionalmente, se conoció el diseño de un sistema de alerta temprana para detectar cambios en la vegetación, desarrollado con el apoyo de la Universidad Austral de Chile, Universidad de la Frontera, Universidad de Santiago del Estero (Argentina) y Universidad de Gottingen (Alemania), que permitirá detectar la corta ilegal de bosque nativo, ejecución inadecuada de planes de manejo y detectar otras alteraciones en la vegetación con una temporalidad que permita la intervención de la institución en las etapas iniciales de estas acciones”, acuñó Ángelo Sartori.

Se determinó también la articulación que la ENCCRV genera entre las distintas líneas de trabajo presentadas; el sentido de continuidad y replicabilidad de cada una de las iniciativas, producto del uso de fuentes de información que se actualizan de forma periódica con carácter oficial; y la integración de un gran número de instituciones, universidades, ONGs y empresas privadas en las iniciativas, que deriva en una visión de carácter globlal de los diferentes actores.

 

Ángelo Sartori, jefe de Unidad de Cambio Climático y Recursos Vegetacionales (UCCSA) de CONAF.
Ángelo Sartori, jefe de Unidad de Cambio Climático y Recursos Vegetacionales (UCCSA) de CONAF.
2 mayo, 2016