Con la participación del director de CONAF Región Metropolitana, Germán Ortiz, y el equipo de profesionales del departamento de desarrollo y fomento forestal, compuesto por Ariadna Mansilla, Ricardo Leiva, Hugo Cordero y Manuel Negrete, se llevó a cabo la liberación de Anaphes nitens (Hymenoptera: Mymaridae) una especie de avispa que controla las plaga Gonipterus platensis que está afectando las plantaciones de Eucalyptus globulus presentes en la zona.

En la región metropolitana se han establecido plantaciones de Eucalyptus globulus y Eucalyptus camaldulensis en terrenos de pequeños y medianos propietarios, mayoritariamente en la provincia de Melipilla, especialmente en la comuna de San Pedro. Dentro de los factores que dificultan su desarrollo se encuentra la aparición de agentes dañinos o plagas, que son controladas a través de controladores biológicos. Estos biocontroladores controlan 2 plagas o agentes bióticos dañinos para el desarrollo de la planta, que son principalmente insectos, uno de ellos es el Gonipterus platensis también denominado “Gorgojo del Eucalipto”, y el otro se denomina Ctenarytaina eucalypti, conocido como “Psílido del eucalipto” o  pulgón.

En el caso del primero, se trata de un insecto defoliador, esto quiere decir que se alimenta de los bordes de las hojas del eucalipto, pudiendo alimentarse también de los brotes y yemas en el caso de las larvas. Mientras que el segundo, lo hace succionando la savia de hojas juveniles sésiles y brotes, provocando su deformación, marchitez y desecación, llegando incluso a provocar la muerte de plantas jóvenes (CONAF, 2010).

En el caso de Ctenarytaina eucalypti, el insecto daña principalmente las plantaciones recién establecidas (1 o 2 años) porque afecta los brotes nuevos y después, a contar del tercer años aparece el Gonipterus platensis.

El Eucalipto, originario de Australia, ha sido establecido en Chile como un monocultivo, lo que ha implicado con el tiempo la aparición de estas plagas que lo están afectando.

La región metropolitana ha efectuado liberaciones de Anaphes nitens desde el año 2011, pero según nos contó el jefe de la sección de plantaciones  de CONAF regional, Ricardo Leiva, las liberaciones han variado en cantidad y época del año: “Inicialmente en la región partimos haciendo esta actividad dos veces al año, en distintos predios, pero ya hicimos evaluaciones del ciclo de Gonipterus platensis, donde hemos determinado que la época apropiada para liberar el biocontrolador de esa plaga es a la salida del invierno, entre julio y octubre. Antiguamente las hacíamos entre febrero y abril, pero nos hemos dado cuenta que el cambio climático también ha afectado el ciclo biológico de la plaga y la ha desplazado a la entrada de la primavera”, sostuvo.

Los predios que la región elige para el control de plagas del Eucalipto considera diversos criterios, pero principalmente que sean pequeños o medianos propietarios forestales y en sectores donde CONAF ha intervenido con sus programas de forestación como La Manga,  Corneche y Nihue de la comuna de San Pedro, Provincia de Melipilla y donde se concentra la mayor superficie de plantaciones forestales de la región.

Cada punto de liberación de biocontroladores que en este caso se trata de Anaphes nitens y que produce el laboratorio de entomología del Centro de Semillas de CONAF, ubicado en  Chillán,  equivale a 15 hectáreas y en ese punto se liberan mil controladores biológicos. El laboratorio envía a la región la cantidad necesaria para cada punto. En el caso de las 15 hectáreas se necesitaron 10 probetas, puesto que en cada una de ellas vienen 100 biocontroladores.

Según Leiva, esta actividad es muy importante para el manejo de plantaciones, sin embargo hay desafíos futuros que hay que abordar porque este tema es nuevo para la región “Cuando nosotros partimos realizando esta actividad, la plaga (Gonipterus platensis) ya se encontraba afectando a las plantaciones y a través del tiempo está atacando con más intensidad. Además, existe un gran número de plantaciones de Eucalipto en San Pedro que están prácticamente abandonadas y en muy malas condiciones sanitarias, lo que juega en contra cuando controlamos una zona, porque si alrededor del predio que tenemos manejado y sano se encuentra la plaga, es probable que afecte todo el trabajo que se allí se realizó y por tanto, es necesario buscar mecanismos, acciones, instrumentos técnicos, o algún tipo de incentivo al manejo de control biológico,  que permita controlar de manera integral el sector”.

La región metropolitana cuenta con indicadores y metas de control en plantaciones con problemas sanitarios, en la cual CONAF debe seleccionar los predios que se controlarán durante el año, identificar 10 puntos de liberación y de esta forma controlar 150 hectáreas de manejo. En esta última etapa se liberaron 3 mil controladores en los tres últimos puntos de liberación, que finalizaron con el proceso del año 2016.

El Eucalipto, originario de Australia, ha sido establecido en Chile como un monocultivo, lo que ha implicado con el tiempo la aparición de estas plagas que lo están afectando.
El Eucalipto, originario de Australia, ha sido establecido en Chile como un monocultivo, lo que ha implicado con el tiempo la aparición de estas plagas que lo están afectando.
26 octubre, 2016