Continúan las ceremonias de cierre de ciclo 2019 de Forestacuentos en varias comunas de la Región del Biobío. Se trata de un programa educativo especial de la Corporación Nacional Forestal (CONAF) cuyo método educativo busca inculcar valores y conductas positivas hacia el medio ambiente y la prevención de incendios forestales, a través de un trabajo sistemático en el aula, basado en materiales didácticos y audiovisuales que la institución entrega a los establecimientos educacionales a principios de cada año.

El turno esta vez fue para la Escuela Nivequetén, de la comuna de Laja, quienes organizaron una hermosa ceremonia para recibir a Forestín, símbolo institucional de CONAF. En la ocasión, participaron más de 200 alumnos de pre kínder, kínder y primer año básico, quienes entregaron sus trabajos finales a Forestin, consistentes en cuentos creados por los propios niños y en donde la figura protagónica es el coipo más famoso del país, y en donde se resalta el respeto hacia el medio ambiente.

La ceremonia fue organizada por el propio establecimiento y contó con la participación del jefe regional del Departamento de Protección contra Incendios Forestales de CONAF, Jorge Quappe, profesionales del mismo departamento, además de toda la comunidad escolar y apoderados.

El objetivo final del proceso educativo de Forestacuentos es que los niños se enfoquen en la creación de cuentos donde se reflejen completamente los valores aprendidos durante año.

En ese sentido, Jorge Quappe indicó que el programa “es un aporte importante para la prevención de incendios forestales, inserto en la temática de la educación ambiental, en donde a través de un ambiente lúdico se inculcan valores como compañerismo, trabajo en equipo, dando los primeros pasos al conocimiento y valoración del medio ambiente, transformando a estos niños en verdaderos guardianes de la naturaleza a través de un trabajo conjunto con el establecimiento, estudiante, familias, profesores y nuestro símbolo institucional que es Forestín”.

Por su parte, Soledad Llanos, coordinadora del nivel pre básico de la escuela dijo que tras recibir la capacitación por parte de CONAF en la implementación de Forestacuentos, “comenzamos a trabajar de lleno en generar en los estudiantes conciencia ambiental y fomentar el cuidado del bosque, integrando en nuestras planificaciones mensuales de actividades el cuidado del medio ambiente. Esta experiencia ha sido muy buena, ya que integramos a las familias que nos han ayudado a reforzar lo aprendido con los niños y que también se involucraron en la creación de los cuentos que hoy entregamos a Forestín”.

En la Provincia de Biobío, Forestacuentos se ha estado ejecutando en nueve establecimientos educacionales de Laja, Los Ángeles, Mulchén, Cabrero y Yumbel, comunas que forman parte del programa “Prevención de incendios forestales en zonas de interfaz” ejecutado por CONAF y financiado por el Gobierno Regional.

En la Provincia de Biobío, Forestacuentos se ha estado ejecutando en nueve establecimientos educacionales de Laja, Los Ángeles, Mulchén, Cabrero y Yumbel.
En la Provincia de Biobío, Forestacuentos se ha estado ejecutando en nueve establecimientos educacionales de Laja, Los Ángeles, Mulchén, Cabrero y Yumbel.
20 diciembre, 2019