El contar con políticas públicas de salud y naturaleza y el rol que en ellas juegan los parques nacionales, además de la creación de una red iberoamericana entre organismos públicos, privados y del mundo académico, fueron las ideas centrales de los acuerdos logrados en el Primer Congreso Virtual Iberoamericano de Prácticas de Salud y Bienestar Basado en la Naturaleza, que llegó a reunir en cada una de estos encuentros alrededor de 250 personas.

En el evento organizado por la Corporación Nacional Forestal (CONAF) y el Forest Theraphy Institute, se destacó a Chile como uno de los países en que los baños o terapias de bosque ha avanzado mucho en los últimos años, debido especialmente a la labor de CONAF en los parques nacionales, reservas nacionales y monumentos naturales, gracias a que cuenta con una línea de trabajo que desarrolla la unidad de Planificación de Uso Público y de Inclusión Social de la gerencia de Áreas Silvestres Protegidas.

Para Alex Gesse, director ejecutivo del Forest Theraphy Institute, la convocatoria y éxito de este congreso demuestra el “gran interés que existe por reencontrarnos con la naturaleza, entendiendo el aporte que nos entrega en salud, con técnicas como los baños o terapias de bosque, especialmente ahora cuando nos ha tocado vivir esta pandemia del COVID-19. Lo que ha comenzado como iniciativas aisladas, ahora toma forma y se empieza a hablar de la necesidad de contar con una política pública al respecto”.

En congreso que se realizó en tres jornadas, tuvo nueve charlas y paneles, destacando entre ellos también el de los pueblos originarios y la salud relacionada a la naturaleza, donde junto con destacar, todos los panelistas, la cosmovisión de estas etnias, resaltaron que desde siempre ellos han entendido que si el mundo o la naturaleza está enferma, las personas también enfermarán, debido al equilibrio que existe entre ellas.

Finalmente, en el cierre del congreso, sus organizadores concordaron que hay que seguir por la senda del equilibrio y que tras la pandemia se espera que el reencuentro de las personas con la naturaleza, buscando distracción pero también ambientes para mejorar las condiciones de salud, será demandante y habrá que prepararse para ello.

4 junio, 2020