La Corporación Nacional Forestal (CONAF) valoró el dictamen emanado por la Corte Suprema, que ordenó a la empresa Anglo American Sur el pago de una indemnización de $ 600.000.000 y la reparación del grave daño medioambiental que ocasionó en la quebrada El Gallo, en la comuna de Nogales, provincia de Quillota, en el marco de las faenas mineras que ejecuta en la zona.

Así lo dio a conocer el director de CONAF Región de Valparaíso, Héctor Correa, quien explicó que el personal fiscalizador de institución forestal comprobó la destrucción de nueve hectáreas de bosque nativo de preservación, con la presencia de especies arbóreas en categoría de conservación, entre ellas 137 bellotos del norte (declarados Monumento Nacional), 164 lingues y cuatro naranjillos. Además, indicó que pesquisaron la eliminación de 22 hectáreas más de bosque nativo de conservación y protección, que crece en suelos frágiles y con pendientes escarpadas.

“Nosotros valoramos que la justicia, en este caso representada por la Corte Suprema dé  estos fallos, porque es una orientación para la protección de los ecosistemas nativos de la región”, añadió.

Por su parte, el jefe del Departamento de Fiscalización Forestal y Evaluación Ambiental de CONAF Valparaíso, Leonardo Möder, manifestó que el máximo tribunal del país solicitó a la compañía la “reparación completa” del ecosistema afectado, que contempla la remoción de 540 toneladas de rocas desde la quebrada El Gallo, y la restauración de las masas boscosas intervenidas.

Agregó que de no ser factible la recuperación del bosque de conservación y protección  en el mismo sector, la minera deberá relocalizarlo fuera de estos límites, pero con el doble de superficie, es decir 44 hectáreas.

Cabe consignar que la primera denuncia que recibió CONAF por este daño ecológico que sufrió la comuna de Nogales se remonta al mes de diciembre del año 2011.

 

 

23 junio, 2016