A mediados del mes de junio pasado, guardaparques de la Reserva Nacional Isla Mocha encontraron restos de alas y plumaje de fardelas blancas en las inmediaciones del sector Laguna Hermosa. En la oportunidad se determinó que los restos encontrados corresponden a caza furtiva de esta especie protegida, cuyos únicos lugares de nidificación en el país son el archipiélago de Juan Fernández e Isla Mocha. Este hecho derivó en la presentación, por parte de la Corporación Nacional Forestal, CONAF, administradora del área silvestre protegida mencionada, de una querella criminal en contra de quienes resulten responsables por este delito.

Es así como este mediodía, el director regional de CONAF Biobio, Jorge Morales, junto al Gobernador de Arauco, Humberto Toro, llegaron hasta el Juzgado de Garantía de Lebu para entablar esta acción judicial.

En la oportunidad, Jorge Morales, dijo que el sentido de esta querella es por “atentar contra una especie emblemática para la Provincia de Arauco, como es la fardela blanca, que es un ave que migra desde Alaska hasta estas costas para nidificar durante la primavera. Hemos encontrado vestigios de 20 polluelos que han sido capturados para consumo humano. Para nosotros, la fardela es una especie protegida, por lo que hoy presentamos esta querella criminal contra quienes resulten responsables”.

Respecto a las sanciones que se esperan, una vez que se determinen las responsabilidades, el director regional de Conaf precisó que son bastante graves, “porque quienes cometieron estos hechos lo hicieron al interior de un área silvestre protegida por el Estado”.

Para el Gobernador de Arauco, Humberto Toro, quien patrocinó la presentación de esta querella, los hechos ocurridos en Isla Mocha son preocupantes, “ya que la provincia tiene dentro de sus áreas de trabajo impulsar el desarrollo turístico. Y es justamente, en el sentido turístico, la riqueza de la naturaleza forma parte importante de ese principio y de ese valor, y en particular nuestras especies son parte de nosotros, de nuestro desarrollo, de nuestro medioambiente y de nuestra riqueza. La Provincia de Arauco es un todo natural y, por lo tanto, lo que tenemos que hacer es protegerla”.

Los detalles del lugar donde ocurrió el delito y su ubicación exacta, además de fotografías de los restos de las fardelas, están contenidos en un documento que se adjuntó a la querella.

CONAF junto a la ONG Oíkonos han trabajado desde hace años en investigación y conservación de la fardela blanca (Puffinus creatopus) en la Isla Mocha, trabajo que se ha enfocado principalmente en la educación ambiental de los habitantes del territorio insular. Una de las últimas labores destacadas fue la realizada por un el equipo de guardaparques de la Reserva Nacional Isla Mocha, quienes hace más de un mes liberaron 16 fardelas blancas juveniles rescatadas desde dependencias que posee la Armada de Chile en el lugar, luego de extraviarse de los ejemplares adultos durante el inicio de su vuelo migratorio hacia Norteamérica.

La Reserva Nacional Isla Mocha tiene una superficie de 2.367,95 hectáreas y ocupa alrededor del 45% de la isla.

Los detalles del lugar donde ocurrió el delito y su ubicación exacta, además de fotografías de los restos de las fardelas, están contenidos en un documento que se adjuntó a la querella.
Los detalles del lugar donde ocurrió el delito y su ubicación exacta, además de fotografías de los restos de las fardelas, están contenidos en un documento que se adjuntó a la querella.
8 julio, 2016