La Corporación Nacional Forestal se encuentra investigando las circunstancias que rodean a la disminución detectada del nivel de la Laguna Santa Rosa en el Parque Nacional Nevado de Tres Cruces y Sitio Ramsar. Para lo cual se están reforzando los monitoreos y levantando la información que permita determinar si este fenómeno responde a factores naturales o antrópicos.

La laguna Santa Rosa forma parte de una cuenca cerrada (es decir que no tiene salida al mar) y que es alimentada de manera superficial y subterránea.  Durante el periodo de verano baja sus niveles producto de la evaporación, no obstante, no se poseen registros anteriores de bajas significativas como la actual. CONAF se encuentra en alerta e investigando las posibles causas, ya que en este momento no se puede descartar ningún factor y cualquier conclusión debe realizarse en base a hechos concretos y con base científica, según afirmó el director de CONAF Atacama, Ricardo Santana.

Asimismo como se trata de una laguna de aguas someras, cuya parte más profunda no supera el medio metro, cualquier disminución de su nivel de aguas deja tras de sí una imagen sobrecogedora.

Santana agregó que “las personas tienen una creencia de que en la cordillera existe mucha agua y lo efectivo es que estos sistemas son muy dinámicos y frágiles, por ende los niveles de agua fluctúan naturalmente, pero se encuentran muy expuestos también a la variabilidad y cambios climáticos; y propensos a efectos e impactos provocados por los seres humanos».

A su vez el director de CONAF señaló que “en los últimos años hemos reforzado los recursos y personal asociado a esta área para poder preservar la biodiversidad que sustentan y aprovecharemos entre el 2 y el 8 de febrero el censo de aves y flamencos altoandinos, no solo en el parque nacional sino que también fuera de este, abarcando la mayoría de los humedales del altiplano regional, para  hacer una evaluación de lo que ocurre en el resto de la zona. Por ser una campaña de largo aliento vamos a tener la ayuda de los guardaparques de la Segunda Región”.

“Esto es un llamado de atención a cuidar los frágiles humedales altoandinos y las especies de flora y fauna, muchas con problemas de conservación, que son patrimonio de todos los chilenos para reforzar su protección, tarea a la que estamos llamados todos los habitantes de Atacama”, puntualizó Ricardo Santana.

28 enero, 2016