En la Región del Biobío, se consume más de 1.500.000 metros cúbicos de leña al año, lo que conlleva a que más de 250 mil hogares utilizan leña para calefaccionarse, concentrado principalmente en el Gran Concepción y en la comuna de Los Ángeles. Es por ello que la Corporación Nacional Forestal (CONAF) insta a los consumidores que lo hagan de manera responsable, prefiriendo leña seca y de origen legal; esto en el marco de la implementación de la Gestión de Episodios Críticos, asociados al Plan de Descontaminación Atmosférica (PDA).

Al respecto, el director regional de CONAF, Juan Carlo Hinojosa, indicó que durante esta época, en que comienza a incrementarse el consumo de leña, se debe reforzar la relevancia de que este biocombustible cumpla con las características que todos deseamos. “Me refiero a que, la mejor manera de ser consecuentes con el medio ambiente es que los ciudadanos nos ayuden y exijan que las personas que ofrecen leña de madera nativa, les muestren un plan de manejo otorgado por CONAF para acreditar que se trata de una corta de origen legal. En este caso, el transportista y/o el comerciante deben contar con la guía de libre tránsito emitida por CONAF para el traslado y acopio del producto; y, por último, una leña más eficiente, con el nivel de humedad que corresponde”, precisó.

Por su parte, el Intendente Sergio Giacaman hizo un llamado a la responsabilidad de la ciudadanía, considerando que la combustión de leña húmeda es una de las principales fuentes contaminantes atmosféricas en otoño-invierno. «Este año, en que nos enfrentamos a una emergencia sanitaria sin precedentes por la pandemia del Covid-19, llamamos a la ciudadanía a ser más responsables que nunca, y evitar el uso de leña húmeda y sin plan de manejo, cuya combustión afecta enormemente a las personas con problemas respiratorios», enfatizó.

Junto con ello, el director regional de CONAF precisó que hacer un uso responsable y eficiente de leña es utilizarla seca, “esto es con un contenido de humedad menor o igual a 25%, de esta forma, al quemarse, producirá bajos niveles de emisión de contaminantes. Además, usar siempre leña seca, repercute el aspecto económico al aumentar el calor obtenido de calefacción en su hogar y por ende, ahorrará dinero al usar menor cantidad de leña. Junto con ello, siempre procure mantener su hogar a una temperatura ambiente de 20 grados, de esta manera evitará cambios bruscos de temperatura cuando salga al exterior, previniendo enfermedades respiratorias y, además, contribuirá a consumir menos combustible ayudando en su economía familiar”.

Sostuvo también que es muy importante que la ciudadanía conozca los beneficios de la leña seca de calidad y sustentable, “porque hablamos que la leña es energía local, renovable y económica. Es un recurso natural renovable y sustentable, que otorga seguridad de abastecimiento. Además, tiene un alto potencial de oferta productiva dada la existencia de extensas áreas de bosques en la Región del Biobío. Se trata también de una fuente más económica de calefacción. Y algo que muchas veces no consideramos, es que su uso es inclusivo, porque está en manos de muchos pequeños y medianos propietarios y comercializadores, es un mercado que no está concentrado”.

Insistió además que, “en el caso de leña de especies nativas, verificar siempre que cuente con autorización de CONAF para asegurar su origen legal y contribuir así a proteger el bosque nativo”.

La leña seca es reconocible porque se trata de trozos livianos, con la corteza agrietada y semidesprendida, y con un color opaco.

Finalmente, el director regional de CONAF instó a preferir leña de comerciantes formalizados, que garanticen calidad y legalidad de la leña que venden, parte de los cuales corresponden a aquellos que han certificado su producto. Pueden conocer a estos comerciantes en la siguiente dirección: http://lena.cl/comerciantes-certificados-region-del-bio-bio/

 

28 abril, 2020