Una fructífera sociedad es la que mantiene la Corporación Nacional Forestal y la Granjaventura de la comuna de La Reina, destinada a fomentar una cultura medioambiental en la población chilena, especialmente entre los niños y jóvenes.

Este espacio natural dedicado al conocimiento de la fauna y de los árboles, en particular de las especies forestales nativas, ha impulsado durante 20 años en el Parque Mahuida la educación ambiental como una manera de conectar a las personas con la naturaleza, a fin de lograr una mejor calidad de vida.

En este contexto, la Corporación Nacional Forestal entrega permanentemente distintas especies originarias para reforestar la zona precordillerana de Santiago, donde se encuentra ubicada esta iniciativa ambiental.

Así lo sostiene el gerente de Desarrollo y Fomento Forestal de CONAF, Luis Gianelli, al comentar que “estamos colaborando con este proyecto desde hace unos 15 años por dos razones fundamentales: uno, porque con la educación ambiental que se desarrolla en este espacio estamos contribuyendo a formar niños y niñas con sensibilidad para el cuidado de la naturaleza; y dos, porque con el poblamiento de especies forestales nativas podremos capturar más carbono como país, mitigando así los efectos del cambio climático”.

Granjaventura es un proyecto consolidado e identificado en el ámbito escolar, por las múltiples actividades que los educandos pueden desarrollar respecto a su relación con el entorno natural.

Matías Knust, gerente general de Granjaventura, explicó que “el parque está especializado en reconectar a la infancia con la naturaleza, a la familia con la naturaleza. Este espacio, que era de eucaliptus, se ha reforestado con árboles nativos, donde CONAF nos ha aportado diversas especies. Recientemente plantamos unos 50 ejemplares entre maitenes, peumos, quebrachos, quillayes, que vienen a reforzar un trabajo de 20 años de hacer un bosque biodiverso, con especies exóticas y nativas, que ayuda a combatir el cambio climático. Además, nos hemos dado cuenta, sobre todo con esto de la pandemia, del bienestar que produce la naturaleza. Por ejemplo, como los niños se relajan con el agua que fluye, de estar a la sombra de los árboles y del contacto con los animales”, concluyó.

La Corporación Nacional Forestal entrega permanentemente distintas especies originarias para reforestar la zona precordillerana de Santiago, donde se encuentra ubicada esta iniciativa ambiental.
La Corporación Nacional Forestal entrega permanentemente distintas especies originarias para reforestar la zona precordillerana de Santiago, donde se encuentra ubicada esta iniciativa ambiental.
27 octubre, 2020