Como parte de los compromisos de CONAF, relativos al incremento del arbolado urbano y  peri-urbano en todas las regiones de Chile, mejorando las condiciones ambientales de las ciudades y la calidad de vida de la población, CONAF firmó un convenio de colaboración con la Protectora de la Infancia, que entregó más de mil árboles entre nativos y exóticos. La plantación de los ejemplares se realizó en el contexto de una jornada medioambiental en la que participaron alumnos de 7° y 8° básicos que allí estudian, cerca de 300 voluntarios permanentes de La Protectora, estudiantes de la Red Solidaria de Colegios de la institución y monitores de la ONG Sin Huella.

El convenio establecido, a través del Programa + Árboles para Chile que lidera CONAF , tiene como objetivo principal, aumentar las áreas verdes y mejorar sectores de la Protectora que con 121 años de trayectoria busca mejorar el presente y futuro de más de 10.000 niños en riesgo social, trabajando con ellos, sus familias y sus comunidades. Está presente en 7 regiones del país y acoge niños desde la sala cuna hasta la educación técnico–profesional, entregándoles una sólida formación valórica.

La ceremonia de formalización del convenio, que estuvo encabezada por la Directora Regional (s) de CONAF, Ariadna Mansilla, la Presidenta de la Protectora de la Infancia, Alicia Amunátegui y la Presidenta de la Fundación Educativa de la misma institución, Josefina Ross, dieron el puntapié inicial a la jornada masiva de plantación con los alumnos, quienes tuvieron la misión de plantar los 1132 árboles donados por CONAF, los cuales, deberán cuidar y mantener para que se desarrollen correctamente y  puedan ser un aporte visual y ambiental al entorno.

Para la Directora Regional (s) de CONAF, Ariadna Mansilla, esta plantación cumple una doble función desde el punto de vista del quehacer institucional: “Para CONAF región metropolitana donar estos árboles, no sólo cumple con los objetivos institucionales de establecer nuevos espacios arbolados, sino también, contribuye y beneficia a un sector vulnerable de la población como son los miles de niños y niñas que estudian y/ o viven en la Protectora y que son parte del futuro de nuestro país. Si los involucramos y los hacemos responsables del cuidado de estos árboles, también estaremos ayudando a su proceso de formación”, señaló.

Por su parte, Alicia Amunátegui, Presidenta de la Protectora de la Infancia, señaló que: “Con esta donación de CONAF nos motivan y nos muestran el cómo poder embellecer más y mejor nuestras áreas verdes y, obtener con ello, un paisaje armonioso y atractivo para los niños que La Protectora acoge y educa. El que realmente sea un verdadero aliciente y oasis de reposo, de paz interior y, de crecimiento en nuestro desarrollo, tanto intelectual como espiritual. Cada día, el resguardar y el cultivar, el observar con detención el árbol que tuvimos ocasión de plantar, nos hará ser cuidadosos de nuestra Casa Común”, expresó.

7 julio, 2016