Una gran noticia para la conservación de una especie en peligro, como es el huillín (Lontra provocax o Lutra provocax), fue su detección y comprobación de que habita en el Parque Nacional Pumalín Douglas Tompkins, administrado por la Corporación Nacional Forestal.

El avistamiento y filmación de esta especie conocida también como nutria de río, gato de río, lobito de río, lobito de río patagónico, tigre del agua, aüilaf (yagán) y yem’chen (aoniken), fue realizada por el guardaparques Aarón Ovando, en su inspección de diferentes sectores de esta área protegida del Estado, que gestiona CONAF desde hace más de un año, luego de la donación realizada por la Fundación Tompkins.

Su presencia se registró a orillas del lago Blanco y es una especie habitualmente solitaria y ocasionalmente se les ve en pareja. Su pelaje es sedoso y suave de color café oscuro en el dorso y color canela claro en el vientre, tiene una longitud total promedio 98-115 centímetros, con una cola de 38-45 centímetros. El peso varía entre 6 a 15 kilogramos y es más grande que la nutria marina o chungungo (Lontra felina).

La distribución de esta especie es en Chile y Argentina y está catalogado internacionalmente en peligro de extinción, ya que su hábitat ha sido amenazado por la ocupación humana y entre sus amenazas está la alteración de su hábitat y los animales domésticos, especialmente perros. Vive en aguas y riberas de ríos, lagos y esteros con abundante vegetación y es probablemente la especie de nutria con menor área de distribución del mundo.

Para el director regional de CONAF Los Lagos, Jorge Aichele, esta comprobación es muy importante, ya que la Corporación tiene entre sus planes nacionales de conservación al huillín y con este hallazgo en el Parque Nacional Pumalín Douglas Tompkins, se amplía a una tercera unidad en que se protege esta especie en la Región de Los Lagos.

Por lo mismo, destacó que “es una excelente noticia, ya que en la actualidad trabajamos en su monitoreo en el Parque Nacional Vicente Pérez Rosales y Parque Nacional Chiloé, y ahora iniciaremos esta labor en el Parque Nacional Pumalín Douglas Tompkins, acá en la región. Para nosotros es muy importante asegurar su presencia en áreas silvestres protegidas. Como CONAF llevamos ya un programa de avistamiento y trabajo de preservación de más de 20 años en los otros parques nacionales, así que esto nos permite desarrollar una planificación de prospecciones e instalación de cámaras trampas, para saber en qué otros sectores de la unidad está presente, su cantidad y si su ecosistema se encuentra en buen estado o tiene algunas alteraciones”.

Finalmente, Aichele precisó que este antecedente se integra al trabajo del plan de manejo de esta área, pudiéndose definir, por ejemplo, al huillín como uno de los objetos de conservación de este parque nacional.

8 julio, 2020