Más de cien árboles nativos darán vida a la Plaza El Santo, en la comuna de Tomé, gracias a un trabajo conjunto entre la Corporación Nacional Forestal (CONAF), el municipio y la junta de vecinos de dicho sector. Este trabajo se inserta dentro del Programa de Arborización que lleva adelante CONAF en todo el país, el cual considera además un proyecto comunitario regional y que en el Biobío se está realizando en Tomé.

De acuerdo a lo informado por el jefe provincial de CONAF Concepción, Ignacio Espina, “a través del Programa de Arborización, hemos planificado la entrega de 2 mil plantas para diversos proyectos particulares o de organizaciones. Junto con ello, definimos el desarrollo de un programa comunitario de arborización, en donde optamos por el sector El Santo, en Tomé, el cual quedará establecido en un convenio de colaboración con la municipalidad. En ese lugar hemos trabajado desde hace bastantes años con nuestro equipo de prevención de incendios forestales, por lo que la relación con los vecinos es permanente y hemos visto que ellos están involucrados en el cuidado del medio ambiente, es por ello que consideramos que estos árboles para su plaza es motivante para los vecinos”.

Agregó que el programa consideró, en una primera etapa, la plantación de 150 árboles de diversas especies nativas, como lingue, roble, laurel y pitao, los que permitirán a los vecinos contar con todos los beneficios de los árboles, principalmente durante el verano. Esta semana se plantarán otros 74, correspondientes a las especies de notro, coigüe, roble, raulí, maqui, pelú y tulipero. Y para la etapa final se contempla la plantación de otros 40 árboles, de las especies roble, coigüe, olivillo, patagua y notro.

“Es importante resaltar que esta primera jornada de plantación se desarrolló junto a algunos vecinos, tomando todos los resguardos que nos exige la autoridad sanitaria en el marco de la pandemia que estamos viviendo”, precisó el jefe provincial de CONAF.

El Programa de Arborización busca promover la generación de servicios ecosistémicos mediante el fomento del arbolado, parques urbanos y periurbanos en Chile, considerando el uso de plantas con valor patrimonial y cultural, contribuyendo a la difusión de sus beneficios que proporcionan a la sociedad para mejorar la calidad de vida de la población.

14 septiembre, 2020