Snacks de charqui de camélido o promover al Tacora como el primer volcán de Chile con la marca Reserva de Biosfera Lauca, podrían ser algunas de las ideas que los productores locales podrían desarrollar si se acoge positivamente la presentación hecha por CONAF para la ratificación y ampliación de esta nominación de Unesco, y que hoy se circunscribe sólo a las áreas silvestres protegidas emplazadas en la provincia de Parinacota.

El tema fue abordado en la sesión por la cual se echó a andar el comité de gestión público-privado de la Reserva, un trámite que estaba pendiente, y que ahora permitirá  desarrollar estas y otras ideas que den cumplimiento al sentido que plantean las reservas de biosfera en el mundo, esto es “conciliar la conservación de la diversidad biológica, la búsqueda del desarrollo económico y social y el mantenimiento de los valores culturales asociados”, según lo expresa el propio organismo internacional.  De hecho la CONAF subrayó al inicio del encuentro que una Reserva de Biosfera no es un área protegida, por lo cual permite gestionar un modelo de desarrollo local innovador y respetuoso con el medioambiente.

El encuentro, según explica el director de CONAF Arica y Parinacota, Héctor Peñaranda, «se abordó como un taller para validar lo que llamamos la zona económica y de gestión para las comunidades locales de la Reserva de Biosfera Lauca: los asistentes firmaron la constitución del comité público-privado, lo que es una exigencia de Unesco, y con ello esperamos entrar al proceso para hacer la zonificación del territorio, tener un órgano de gobernanza efectiva a través de este comité y luego un plan de acción de corto y mediano plazo con financiamientos y actividades concretas”.

Durante el encuentro el seremi de Agricultura, Jorge Heiden calificó el momento  indicando que “es un doble hito, tanto por completar la conformación del comité entre lo público y privado, y por el apoyo a la idea de ampliar la Reserva.  Esto trae beneficios para realzar el territorio y lo hace más visible”.

Acuerdo local
La jornada por la Reserva de Biosfera Lauca permitió también firmar el segundo Acuerdo por la gestión sustentable, en el marco del proyecto Manejo Sustentable de la Tierra.  Esta vez el protagonista fue Vicente Mamani Yucra, propietario residente de la Rinconada de Caquena, quien colaborará con el tema de los corredores de conservación y cuyo plan predial junto con recibir asistencia técnica productiva, se regirá por el modelo de gestión de las reservas de biosfera que apuntan a proteger, recuperar y mejorar los recursos naturales del predio, a la par del rescate cultural y la gestión comercial de sus productos.

En este sentido Vicente Mamani dio su testimonio y relató a los presentes sus sueños y esperanzas tanto como ganadero, como guía de montaña y como artesano.  “Esto me ha dado el impulso para seguir soñando y seguir adelante.  Quiero recuperar la queñoa, la llareta y quiero que otras personas de Caquena también se sumen y que vean mi ejemplo como un plan piloto”.

Para la firma de constitución del comité estuvieron miembros de comunidades indígenas, familias propietarias residentes de Parinacota, Surire, Ancuta, un operador turístico, las firmas Engie y Quiborax. Del ámbito público estuvieron el seremi de Medioambiente, Indap y  SAG, en tanto el municipio de Putre y otros invitados, enviaron sus excusas por situaciones de agenda, por lo que se espera ahora seguir con sesiones de trabajo y seguir sumando adherentes.

La jornada por la Reserva de Biosfera Lauca, permitió también firmar el segundo Acuerdo por la gestión sustentable en el marco del proyecto Manejo Sustentable de la Tierra.
La jornada por la Reserva de Biosfera Lauca permitió también firmar el segundo Acuerdo por la gestión sustentable en el marco del proyecto Manejo Sustentable de la Tierra.
5 noviembre, 2019