La Reserva Nacional Río Clarillo, como área silvestre encargada de conservar los recursos naturales propios de la región, también cumple un rol muy importante en la protección de las tradiciones culturales de la zona y se ha convertido en un foco central de actividades que relevan dichas costumbres.

Una de ellas, es la procesión de la “Virgen del Paso”, que se celebra todos los años  como parte de las conmemoraciones en torno al 12 de octubre. Este año la caminata reunió a centenares de personas, familias, cuasimodistas y lugareños, quienes acompañan a la Virgen hacia la gruta ubicada al interior de la Reserva, donde la honraron con una eucaristía presidida por el párroco de la zona.  La alegre procesión va acompañada de diversas manifestaciones artísticas, como bailes, cantos y danzas folclóricas que ya son toda una tradición.  Este año además, la liturgia contó con la participación musical de reconocidos cantores populares de Pirque, que al son de sus guitarrones entonaron sus cantos a lo humano y lo divino, que es un estilo muy característico y reconocido en la zona.

La historia cuenta que hace unos 70 años, don Pedro Moreira Martínez, oriundo del sector del Principal de Pirque, le pide a la virgencita un favor que le fue concedido, por lo que en agradecimiento, instaló una imagen de la Virgen al interior de una gruta, en una zona de paso hacia el Río Clarillo. Desde entonces, “La Virgen del Paso” como se le conoce, es para muchos fieles y devotos, un espacio de recogimiento y una zona protegida para todo aquel que pase por ese lugar y pudiera perder el sendero, el cual podrá encontrar fácilmente gracias a la guía y cuidados de la virgencita.

Procesión de la “Virgen del Paso”.
Procesión de la “Virgen del Paso”.
14 octubre, 2016