Luego de una serie de clases teóricas, los miembros de las comunidades mapuches que participan del proyecto «Generación de conocimientos de reproducción y producción de especies nativas, frutales y forestales para las comunidades indígenas de la provincia de Arauco», que desarrollan la Corporación Nacional Forestal, CONAF, y la Corporación Nacional de Desarrollo Indígena, Conadi, comenzaron su ciclo de clases prácticas. En ellas, los participantes han aprendido técnicas de siembra de semillas.

Este proyecto, desarrollado por el Gobierno gracias a un convenio de colaboración entre las instituciones mencionadas, tiene por objetivo rescatar el uso tradicional de vegetación nativa dentro del territorio indígena de laprovincia de Arauco, a través de la entrega de conocimientos técnicos para que las comunidades puedan producir especies forestales nativas para su propio uso, consumo, hermoseamiento de su territorio y el conocimiento ancestral que complementa lo técnico.

Los talleres, a cargo de profesionales de CONAF, se ejecutaron en cada comunidad incorporada al proyecto, en donde se revisaron temáticas como modalidad de cultivo, llenado y manipulación de bandejas contenedoras, elección del terreno para instalación de sombreadero, implicancia de factores de crecimiento como agua, luz y temperatura, entre otros temas.

Paralelo al ciclo de charlas teóricas, se construyeron viveros con modalidad de sombreadero, con un sistema de riego implementado para cada grupo beneficiado, de modo de utilizarlo para la producción de especies arbóreas y arbustivas nativas.

El jefe provincial (I) de CONAF Arauco, Mauricio Pereza, explicó que “esta primera clase práctica consistió en la siembra de semillas, en especial de dos especies nativas como roble y notro. Luego lo que viene es ver la germinación, el riego y otras acciones que hay que tener dentro de la producción de plantas. Y el objetivo final de esto es que, estas comunidades puedan establecer estas especies dentro de su territorio, de modo de poder hermosearlas, y también pueda haber un equilibrio entre las especies exóticas, que no son nativas, y que están dentro del territorio con los árboles nativos, las que estarán disponible para  su uso ancestral”.

Estas clases prácticas se han replicado en varios grupos, tales como Comunidad Indígena Jóvenes Meliman Llanquitray, Epullan Huape, Lorenzo Quintrileo, Francisco Namoncura, y el segundo en el territorio de la comunidad comunidad Paicaví Grande, junto a la comunidad Mateo Colimán.

El presidente de esta última comunidad, Segundo Colimán, agradeció este trabajo que se ha estado desarrollando: “Nunca habíamos tenido este aporte que nos ha dado el Gobierno. El pensamiento nuestro es seguir trabajando y seguir produciendo, porque para eso se ha hecho todo esto. Por ejemplo, se hizo el sombreadero y la puntera. Y en esa parte es que pensamos seguir trabajando, seguir produciendo las plantas, mayormente”.

En tanto, Washington Llanquileo, dirigente de la comunidad Paicaví Grande, dijo que a los miembros de su territorio “nos gustó la idea de tener un sombreadero de árboles nativos, porque todos se interesaron en tener nativos para producir, porque por estos sectores se ve poco nativo, y así lo podemos recuperar”.

Por su parte, Rafael Pedreros Catrileo, presidente de la comunidad Pegul Mapu, pretende replicar lo aprendido con su comunidad. “Es que se está haciendo un trabajo bien especial acá, por lo tanto, vamos a hacer todo lo posible para que sea bien provechoso todo lo que estamos aprendiendo, y yo como presidente llevarlo a mi comunidad. Todo esto es maravilloso, porque uno nunca deja de aprender y más bien cuando se trata de árboles nativos”, precisó.

El proyecto, denominado “Generación de conocimientos de reproducción y producción de especies nativas, frutales y forestales para las comunidades indígenas de la provincia de Arauco”, beneficia a 10 comunidades mapuches que han recibido capacitación en el establecimiento de viveros para su propio uso y consumo.

Las comunidades beneficiarias de este proyecto son: Mateo Coliman, Meli Relmu, Nicolás Calbullanca, Epullan Huape  y Quilaco, de la comuna de Cañete;  Comunidad Jóvenes Indígenas Meliman Llanquitray  y Juan Raniqueo, de la comuna de Contulmo;  y comunidades Bartolo Leviqueo, Francisco Namoncura y  Lorenzo Quintrileo, de Tirúa.

Los talleres, a cargo de profesionales de CONAF, se ejecutaron en cada comunidad incorporada al proyecto.
Los talleres, a cargo de profesionales de CONAF, se ejecutaron en cada comunidad incorporada al proyecto.
20 diciembre, 2016