“Taller Regional de Evaluación Social y Ambiental para la Estrategia Nacional de Cambio Climático y Recursos Vegetacionales de Chile”, es el nombre de la instancia que congregó en el Hotel Maray de Copiapó a más de 40 personas entre académicos, comunidades ancestrales, instituciones públicas, ONGS, consultores, extensionistas forestales, organizaciones de mujeres, pequeños y medianos propietarios y pequeñas y medianas propietarias, las cuales en total libertad entregaron sus opiniones, críticas y sugerencias, enmarcadas en la realidad local.

El taller focalizado y organizado por la Corporación Nacional Forestal (CONAF) tuvo por objetivo analizar y discutir propuestas de personas, organizaciones y comunidades que viven o se relacionan con los recursos vegetacionales en la región de Atacama, entre estas bosque y formaciones xerofíticas (plantas adaptadas al desierto) para poder aportar a mitigar los efectos del cambio climático, abarcar todas las opiniones y visiones de los sectores sociales y productivos.

El producto a obtener de este ciclo de talleres, es un informe que será considerado en la Estrategia Nacional de Cambio Climático y Recursos Vegetacionales, de donde se espera recoger ideas para mejorar los programas de CONAF, crear nuevas iniciativas y posiblemente proyectos de Ley que permitan minimizar la degradación de la vegetación nativa y la deforestación a todo nivel.

Participación
Al ser consultado sobre cómo se reflejarán los resultados obtenido en la zona en la Estrategia nacional, el director de CONAF Región de Atacama, Ricardo Santana, explicó que “hemos invitado a formular de manera participativa la Estrategia Nacional de Cambio Climático y Recursos Vegetacionales como un esfuerzo del Gobierno de Chile que involucra desde su inicio la participación de comunidades y personas que viven dependen o están relacionados a la vegetación nativa en nuestra zona y a partir de ello generar propuestas y acciones concretas tanto de políticas públicas como de nuevos instrumentos, fondos o recursos que permitan abordar las problemáticas que están causando la degradación y la deforestación, pero también incrementar la generación de nuevos bosques que permitan mitigar los efectos del cambio climático a partir de lo que se puede hacer aquí en Atacama”.

En el taller se conjugaron diversas opiniones de actores de la región de Atacama, tal es el caso de Bernardo Sepúlveda investigador en el centro de investigación Cridesat de la Universidad de Atacama, quien afirmó que “los problemas climáticos principales son el avance de la desertificación y de la aridez, que están avanzando hasta el sur”. El investigador afirmó que “esta zona está avanzando hacia un clima más desértico. Lamentablemente estamos ayudando a este proceso al eliminar las coberturas vegetacionales en la región”. Sepúlveda afirma que la autoridad debe priorizar proyectos que están destinados a  priorizar el mejoramiento del medio ambiente.

Jorge Oporto, presidente del grupo de acción ecológica de Atacama, opinó en relación al taller, que “me parece muy interesante como las especies arbustivas y todo lo que compone la flora podría ayudar a mitigar este efecto producto del mal uso que ha hecho el hombre de los recursos naturales”. Para mitigar los efectos del cambio climático, Oporto pone énfasis en la protección de plantas del desierto y cactáceas y en cuanto a árboles propone “plantar más especies, aumentar la fiscalización más rigurosa por que se siguen cortando todo tipo de árboles, ya sea nativos como introducidos, y una política de real participación ciudadana”.

En cuanto a la visión de los pueblos ancestrales, Antonella Giglio, curaca de la comunidad Diaguita de Huasco Bajo, mostró bastante preocupación en el uso del agua y de los bosques que existen en la provincia del Huasco. “Nosotros tenemos uno de los últimos ríos que quedan en el norte y estamos tratando de proteger que se utilice menos para que no disminuya su caudal… en este sentido lo que la comunidad busca es que el Gobierno proteja el humedal del Huasco y lo declare área protegida”.

Bosque nativo de la región de Atacama.
Bosque nativo de la región de Atacama.
14 enero, 2016