Un modelo piloto de Retribución por Servicios Ambientales que permitirá continuar con la lucha contra la desertificación, la degradación del suelo y la sequía en la Región Metropolitana, pondrá en marcha la comunidad agrícola Alhué junto a la Corporación Nacional Forestal (CONAF) y el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), a través del Programa Nacional de ONU REDD.

Este trascendental logro fue posible tras la firma de un acuerdo de subvención inserto en el marco del Programa Nacional ONU-REDD, que permitirá que el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) transfiera USD 52.000 dólares a dicha comunidad, cuya responsabilidad será la de administrar estos dineros y al mismo tiempo ejecutar las actividades previstas en el piloto, contando con la asistencia técnica de CONAF. Además cuenta con el apoyo de FAO y el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA).

Esta es la primera vez que la Región Metropolitana recibe un monto de esta magnitud de parte de organismos internacionales y realiza proyectos por pagos por servicios ambientales. La iniciativa tiene una duración de cinco meses y con la posibilidad de extenderse, siempre que cuente con el apoyo de entidades locales.

La ceremonia de firma se desarrolló online y fue encabezada por Claudia Mojica, representante de PNUD en Chile; Rodrigo Munita, director ejecutivo de CONAF; y Ernesto Pinto, presidente de la Comunidad Agrícola de Villa Alhué. Asimismo, estuvieron presentes los seremis de Agricultura RM, José Pedro Guilisasti Palacios; del medio ambiente, Diego Riveaux Marcet; el gobernador de Melipilla, Javier Ramírez González; y el alcalde de la municipalidad de Alhué, Roberto Torres Huerta.

En la oportunidad, Claudia Mojica, representante de PNUD en Chile, destacó el trabajo desarrollado, recalcando que lo que actualmente se realiza en la comunidad Villa Alhué debe servir de ejemplo para efectuar nuevas iniciativas de este tipo en otras partes del territorio, indicando que “a través de la iniciativa que suscribiremos hoy, promoveremos acciones que permitan fortalecer la gobernanza local para desarrollar e implementar un modelo de negocio, que ayude a restaurar ecosistemas degradados, y a la vez, permita fortalecer mecanismos de retribución de servicios ecosistémicos, beneficiando a la comunidad en su conjunto, especialmente, los más vulnerables, mujeres, niños, niñas, jóvenes y personas mayores”.

Por su parte el director ejecutivo de CONAF, Rodrigo Munita, sostuvo que “estos fondos servirán para la autogestión de un modelo de manejo hidrológico forestal como medida de restauración del paisaje forestal, lo que permitirá pilotear las actividades que serían la base para la generación de los servicios ecosistémicos y avanzar en una propuesta sostenible de gobernanza. El rol de CONAF será de asistencia técnica, acompañamiento en el diseño y ejecución de las actividades, seguimiento y monitoreo de las prácticas, cumplimiento de salvaguardas, formación de capacidades, entre otros. Lo que buscamos es que este modelo adaptativo se convierta en una propuesta de restauración de bosques que apoye a la resiliencia del ecosistema actual y con él se releven los servicios ambientales propios del paisaje forestal local, lo cual no sólo beneficiará a los 80 socios que integran la comunidad de Alhué, sino que beneficiará a todos los habitantes de este territorio”.

Para el presidente de la Comunidad Agrícola de Alhué, junto con agradecer, expuso que Ernesto ”estamos conscientes de los efectos del cambio climático, lo observamos día a día en nuestros territorios, donde hay mucha sequía. Sin embargo, cualquier cosa que hagamos para devolverle a la naturaleza lo que ha perdido, como es la vegetación, será muy positivo. Con este proyecto, no sólo se ha incrementado la mano de obra en la comunidad, sino que una vez que se ponga andar este proyecto piloto los beneficios serán para muchas familias, no sólo en lo económico, sino también en lo ambiental”.

Finalmente, el director CONAF Región Metropolitana Alex Madariaga, resaltó que «para poder alcanzar los objetivos y desafíos que tenemos para enfrentar el cambio climático, la sustentabilidad y el desarrollo, es muy importante el trabajo en conjunto con las comunidades para manejo, protección y conservación de los recursos naturales. Es por eso que hoy junto a las 80 familias de la comunidad agrícola de Villa Alhué, y junto a PNUD, ONU REED y CONAF se ha planteado trabajar muy integradamente para consolidar un área de promoción de servicios ambientales a través de un modelo de manejo hidrológico forestal como medida de restauración forestal».

La iniciativa tiene una duración de cinco meses y con la posibilidad de extenderse, siempre que cuente con el apoyo de entidades locales.
La iniciativa tiene una duración de cinco meses y con la posibilidad de extenderse, siempre que cuente con el apoyo de entidades locales.
23 julio, 2020