Un reconocimiento a la labor de conservación realizada en el Sistema Nacional de Áreas Silvestres Protegidas del Estado (SNASPE) recibió la Corporación Nacional Forestal (CONAF) al obtener el tercer lugar con dos casos destacados en el manejo adaptativo y uso de estándares abiertos en el concurso mundial que organiza Conservation Measures Partnerships (Asociación de Medidas de Conservación) de Estados Unidos.

Ambas acciones premiadas con el tercer lugar (empatadas) fueron las de la palma chilena en el Parque Nacional La Campana y las Estrategias de Conservación y Manejo Adaptativo en el Sistema Nacional de Áreas Silvestres Protegidas de Chile (SNASPE), siendo una de las claves en su desarrollo la aplicación de los estándares abiertos, que junto con definir bien los objetos de conservación, contempla una alta participación comunitaria y de grupos de interés, como el mundo académico y organismos ligados a temas ambientales, entre otros.

El primer lugar lo obtuvo el trabajo Aliados para la Adopción de los Estándares para la Conservación, realizado por Endangered Wildlife Trust y International Crane Foundation; y el segundo puesto recayó en el proyecto Reduciendo las Oportunidades para el Transporte Ilícito de Especies Amenazadas (ROUTES), con un enfoque adaptativo, de la ONG Traffic.

En este concurso se reconocen acciones con resultados y evaluaciones que permiten verificar los buenos resutados obtenidos en conservación de programas o proyectos que además cuentan con alta participación ciudadana, en el caso de Chile, de comunidades aledañas o portales a las áreas protegidas.

El proyecto de la palma chilena fue presentado ante este organismo por Paloma Bravo, funcionaria de CONAF Región de Valparaíso, quien detalló todo el recorrido que realizado en conjunto con los guardaparques del Parque Nacional La Campana desde 2016 para poder materializar el cambio de categoría de la especie, la que recientemente pasó de estado Vulnerable a En Peligro. En el documento es posible constatar el desarrollo de cada una de las estrategias lideradas y coordinadas con el equipo regional, las que mediante aprendizajes, errores y fracasos construyeron un trabajo exitoso y con un resultado concreto, que permitió mejorar la estrategia de conservación de esta especie.

En las Estrategias de Conservación y Manejo Adaptativo en el Sistema Nacional de Áreas Silvestres Protegidas de Chile (SNASPE), expuestas por Mariano de la Maza y Gabriella Svensson, de la sección de Manejo Adaptativo para la Conservación de la Gerencia de Áreas Silvestres Protegidas de CONAF, se detallan la planificación y el análisis de la efectividad de las estrategias de conservación implementadas en las diferentes áreas silvestres protegidas del Estado, gracias a la labor de guardaparques y de las y los funcionarios de oficinas regionales de la Corporación, abordando amenazas prioritarias, como la presencia de especies exóticas invasoras, perros o gatos, ganado doméstico e incendios forestales, entre otras. Uno de los ejemplos exitosos fue el trabajo efectuado en el Parque Nacional Pan de Azúcar, Región de Atacama, donde se ha logrado disminuir el ataque de perros sin tenencia responsable hacia la fauna nativa, especialmente el guanaco.

Cabe recordar que CONAF resultó ganadora de este mismo concurso el año 2018, por el trabajo que se está realizando en el Sistema Nacional de Áreas Silvestres Protegidas del Estado (SNASPE) con la nueva metodología de planificación para estas unidades, basada en los estándares abiertos.

30 octubre, 2020