El proyecto, denominado “Generación de conocimientos de reproducción y producción de especies nativas, frutales y forestales para las comunidades indígenas de la provincia de Arauco”, beneficiará a 10 comunidades de la etnia, que recibirán formación en el establecimiento de viveros para producir especies vegetales nativas, para su propio uso y consumo.

Junto con la ejecución de talleres teóricos y prácticos para cada una de las comunidades participantes del proyecto, paralelamente se construirá un vivero con modalidad de sombreadero, con un sistema de riego implementado para cada grupo beneficiado.

El director regional de Conadi, Carlos Carvajal, informó que este proyecto busca “mejorar la productividad en las comunidades y en sus asociaciones, con el fin de que nos permita, en los predios que se han adjudicado las comunidades, tener especies nativas y trabajar con ellas, puesto que tienen una importancia fundamental dentro de la cosmovisión del pueblo mapuche. Además, buscamos recuperar todos estos terrenos que producto, de la deforestación, han quedado degradados o los suelos que ya no tienen la misma calidad que tuvieron en algún momento”.

Asimismo, agregó que esta iniciativa nace y es emanada desde las mismas comunidades de acuerdo a sus necesidades. “Hemos estado haciendo un tremendo avance en materias de compras y restitución territorial, y gran parte de esta restitución se ha adquirido a empresas forestales, por lo que esos terrenos están muy degradados producto del monocultivo de pino y eucaliptus; por la tanto, hay que ver cómo podemos hacer que estos suelos vuelvan a ser productivos”, puntualizó.

Por su parte, el director regional de CONAF, Jorge Morales, destacó que en este proyecto la Corporación “entregará los conocimientos técnicos para complementar la sabiduría ancestral que ya poseen los pueblos indígenas, ya que a través de la producción de árboles y otras especies, contribuiremos a producir un cambio en el paisaje que rodea a las comunidades, aumentando la biodiversidad forestal y vegetal además de entregar especies que puedan utilizar en el ámbito de consumo frutal, medicinal, tintóreas y también con fines espirituales en la realizaciones de sus ceremonias”.

Morales precisó, además, que las capacitaciones serán desarrolladas por “personal técnico de la Corporación, con amplios conocimientos sobre el tema de viveros, como es el caso de personal que se desempeñan en el vivero que tenemos en Los Ángeles”.

Las comunidades beneficiarias de este proyecto son: Mateo Colimán, Meli Relmu, Nicolás Calbullanca, Epullán Huape y Quilaco, de la comuna de Cañete; Comunidad Jóvenes Indígenas Meliman Llanquitray y Juan Raniqueo, de la comuna de Contulmo; y comunidades Bartolo Leviqueo, Francisco Namoncura y Lorenzo Quintrileo, de Tirúa.

11 julio, 2016